El McLaren Senna se lleva el segundo puesto en lo referido a la cantidad de carga aerodinámica, con nada menos que 800 kilogramos a 250 km/h. Sin duda, el tributo a Ayrton debía ser una auténtica bestia a nivel de prestaciones... y se ha conseguido.

El rasgo más característico del modelo es que su alerón es de los pocos en los que los soportes del mismo no lo sujetan por debajo, sino que van anclados a la parte superior del ala, al estilo de los de competición. Esta solución le permite una gran carga, pero sin generar demasiada resistencia o 'drag'.