Hace ya unos años que el Dodge Viper dejó de estar a la venta, y echamos mucho de menos la variante más deportiva, el Viper ACR, que sin duda es la más llamativa y espectacular, con un kit aerodinámico para circuito que poco tiene que envidiar a los coches de carreras. 

El modelo cuenta con un motor V10 atmosférico, de 8,4 litros y 650 CV, junto a una caja de cambios manual. Además, a pesar de ser de propulsión, apenas tiene electrónica. Su gran alerón genera mucha carga aerodinámica, pero limita su velocidad punta a 284 km/h.