En el año 2009, Porsche lanzaba esta exclusiva serie especial del 'Nueveonce', limitada a apenas 250 unidades en todo el mundo. Un modelo que llegó a España en 2010, con un precio de partida superior a los 220.000 euros.

Es cierto, su imagen era sublime. De hecho, con detalles como las llantas de aleación o el alerón, rendía homenaje a uno de los Porsche 911 más icónicos de la historia: el 911 SC.

Recurría al motor 3.8 bóxer de la época, aunque con 23 CV más de los que anunciaba el Carrera S, para sumar un total de 408 CV. ¿El problema? Costaba más del doble que el mencionado 911 Carrera S...