Karmann tuvo casi listo un descapotable de cuatro plazas basado en el Volkswagen 1500 de 1961, aunque al parecer, la falta de rigidez del conjunto evitó que arrancara la producción en serie... aunque ya se habían impreso hasta los catálogos sobre el modelo.

Quizá Volkswagen no quiso que canibalizara las ventas del Beetle Cabrio, pero, en cualquier caso, se fabricaron artesanalmente 16 prototipos.