Este es probablemente el descapotable más bonito entre todos los fabricados por Volkswagen. Se trata del Karmann-Ghia Cabriolet, basado en el Beetle, aunque con una carrocería específica, fabricada por el carrocero Ghia, en Italia.

En 1955, el Karmann-Ghia Type 14, que es como se llamaba, se lanzó al mercado. Aunque no era precisamente barato, para 1974 se habían fabricado ya 362.585 unidades del coupé, así como 80.881 descapotables.