Posiblemente, este coche habría sido una mejor alternativa al Volkswagen Eos. En el salón de Frankfurt de 2007, Karmann presentó un Polo GTI descapotable, con una capota de lona y techo eléctrico de cristal, asientos traseros abatibles y una gran portezuela trasera. En principio, usaron el salón para tantear al público y, dado que no llegó a producción, entendemos que no tuvo demasiado éxito.