Probablemente con el punto de mira puesto en el mercado estadounidense, Karmann diseñó una variante descapotable del Volkswagen Jetta, en 1980. No obstante, Volkswagen no quiso ofrecer dos modelos cabrio de similar diseño.