En 1998, el Golf III Cabriolet tuvo un restyling, y algunos cambios en la carrocería convirtieron al Golf III Cabrio en un Golf IV Cabriolet. El frontal, por ejemplo, es el del Golf IV, como los elementos del interior. La producción del último Golf Cabrio concluyó en Osnabrück, en 2001.