Y si hablamos de modelos coupé europeos de los años 70, no podemos pasar por alto el Opel Manta. Aquel deportivo de Opel refleja el estilo de la época, con cuatro faros redondos, en su primera generación. En la segunda, no obstante, aparecieron los faros rectangulares, si bien volvieron a ser cuatro en versiones especiales, como el Manta 400.