Este dúo de hermanos de Alfa Romeo, que fue diseñado por Pininfarina, apareció a principios de los noventa con un frontal muy característico, de cuatro faros redondos. Lógicamente, el GTV era un coupé de 2+2 plazas, mientras que el Spider era un descapotable.