Antes de trabajar en Volkswagen, el diseñador eslovaco Josef Kaban se graduó en la escuela de artes de Bratislava y recibió un master de la Higher School of Arts de Londres. Aunque estuvo involucrado en el diseño de numerosos productos de Volkswagen, como el Lupo o los SEAT Arosa y Bugatti Veyron, es más conocido por ser el jefe de diseño de Skoda.

Bajo su liderazgo se creó el Kodiaq, el último Fabia y también el tercer Octavia, incluido su controvertido restyling, con cuatro faros, así como el actual Superb y diversos prototipos. Uno de los rasgos principales de su diseño es la temática relacionada con el cristal checo o cristal de Bohemia (Czech crystal), que inspiró el diseño de faros y pilotos de los modelos de la marca checa.