Creado en colaboración con Rossinavi, este Super Sport 65 es la visión de Pininfarina de un gran yate de lujo. Nada menos que 65,5 metros de eslora y 11 metros de ancho máximo, aunque con un calado de apenas 2,2 metros, muy reducido para un barco de semejantes dimensiones, lo que le permite entrar con facilidad en puertos y bahías a los que otros yates de su tamaño no podrían acceder.

El diseño también toma muchos detalles del mundo del automóvil, y goza además de varios pisos y diferentes cubiertas. Un espectáculo de embarcación, sin duda.