Para terminar, os dejamos con un modelo que poco tiene que ver con los lujosos yates que acabamos de conocer. Hablamos del Iveco SeaLand, un vehículo anfibio experimental, basado en el Iveco Daily 4x4, y presentado en el salón de Ginebra del año 2012.

A nivel mecánico apenas sufrió modificaciones, más allá del propio enfoque anfibio del coche, con una carrocería específica y un casco de chapa de acero soldado directamente alrededor del vehículo.

El modelo escondía un hidrojet, junto a un bloque 3,0 litros turbodiésel, además de depósitos de combustible con una capacidad total de 300 litros. La marca enfrentó este SeaLand a un gran reto, cruzar el canal de Córcega: 75 millas náuticas, unos 140 kilómetros, en algo menos de 14 horas.