Después de haber impresionado con la generación W116, Mercedes-Benz pretendía repetir la hazaña con el W126. Y lo consiguió, a pesar de un diseño mucho más rectangular, el coeficiente aerodinámico (Cx) era de 0,36, un valor destacado para un coche de los años 80.

Desde el punto de vista de la seguridad, es el primer coche en el mundo que pasa la prueba de choque con un impacto escalonado. De esta forma, los ocupantes no eran aplastados por el contenido del vano motor.

También contaba con airbag para el conductor (desde 1981) y airbag para el acompañante (1985). La marca de la estrella puede no ser la primera en ofrecer este sistema. Pero es el primero en considerar el dúo cinturón/airbag como un todo.

Los pasajeros traseros también estrenan cinturones con 3 puntos de anclaje. Una vez más, Mercedes-Benz está entre los primeros en equipar 4 cinturones de seguridad en sus modelos.

Ha sido el Mercedes-Benz Clase S más vendido de la historia con 892.123 unidades.