En agosto de 2018, BMW presentó el M5 F90, basado en el nuevo Serie 5. Hasta ahora, solo ha estado disponible en carrocería berlina, por un precio de unos 136.000 euros, aunque también se ofreció una edición especial "Fist Edition", más cara y limitada a 400 unidades.

El M5 F90 fue el primero de la familia en recurrir a un sistema de tracción total y, a pesar del obligado sobrepeso, BMW fue capaz de reducir el peso en 15 kilogramos con respecto a su predecesor. Un poco después, en verano de 2018, conocimos el M5 Competition, también con tracción a las cuatro ruedas, un chasis mejorado, una pintura específica y un aumento de potencia, hasta los 625 CV. Aceleraba de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos, y alcanzaba los 305 km/h.