El aumento de potencia, hasta los 340 CV, tuvo lugar en 1992, y por primera vez el modelo se ofreció con una carrocería familiar, el M5 Touring, aunque por entonces se fabricaron no demasiadas unidades.

Para 1995, se habían fabricado 3.019 ejemplares del BMW M5, y la berlina tenía un precio en alemania de 120.850 marcos. En España rondaba, de nuevo, los 10 millones de pesetas.