En los años 80, no obstante, el Aston Martin Virage, debido a la colaboración entre la marca y el Grupo Volkswagen, utilizaba los faros de un modelo alemán, el Audi 200.