Ahora vamos con uno de los fabricantes que, en algunas ocasiones, ha intentado enmascarar el uso de componentes compartidos, de otras marcas. Por todos es sabido que, en la actualidad, la firma británica Aston Martin utiliza piezas de Mercedes-Benz.