Las relaciones de cambio de la transmisión automática del Pur Sport, de doble embrague y siete velocidades, son un 15% más cortas, con respecto al Chiron, lo que garantiza una mejor aceleración y una mayor respuesta en la salida de las curvas.

El resultado es un 0 a 100 km/h en 2,3 segundos (en lugar de en 2,4), así como una 'patada' mucho mayor a medio régimen: pasa de 60 a 120 km/h, en sexta velocidad, en 4,4 segundos, lo que supone 2 segundos menos que el Chiron normal.