Etimilógicamente hablando, el McLaren F1 es el modelo perfecto para esta lista, tanto por la historia de McLaren en la competición, como por la denominación F1.

En cualquier caso, hablamos de uno de los mejores deportivos de todos los tiempos, se presentó en 1991, aunque la primera unidad no se ensambló hasta 1993. Contaba con un motor V12, de origen BMW, que llegó a alcanzar los 680 CV. De ahí que no tuviera problema en 'coquetear' con los 390 km/h de velocidad máxima.

Como curiosidad, debemos destacar el buen hacer del modelo en los circuitos, donde incluso llegó a ganar las 24 Horas de Le Mans, en el año 1995