Aunque no consiguió hacerse con el título mundial a los mandos de un Ferrari (tuvo que 'conformarse' con tres subcampeonatos), Alonso dejó huella en la 'Scudería'.

De hecho, Ferrari le dedicó una serie especial del 599 HGTE, un modelo del que solo se hicieron 40 unidades.