En la famosa pista de pruebas del programa de televisión británico Top Gear, los Clio más deportivos marcaron un total de cuatro tiempos de vuelta.

El primero, en 2003, fue el más potente de todos, el Renault Clio V6 de 255 CV y 1.419 kilos, que rodó sobre mojado en 1'36"20, dejando atrás al Honda Civic Type R (200 CV y 1.246 kilos), al Porsche Boxster 986 (228 CV y 1.275 kilos) y al Alfa Romeo 8C Competizione (450 CV y 1.400 kilos).

Ya en 2004, el Renault Clio Sport (182 CV y 1.090 kilos) logró un tiempo de 1'33"8, y unos años después, en 2011, Stig marcó con el Renault Clio RS III Cup (200 CV y 1.240 kilos) una vuelta de 1'34"0, a la altura de un Abarth 500 EsseEsse (160 CV y 1.117 kilos), un Mercedes-Benz E 55 AMG (476 CV y 1.953 kilos) o un Lotus Elise S2 (136 CV y 877 kilos).

No obstante, el Clio más rápido en el programa de televisión de Clarkson, Hammond y May, fue el R.S. 200 EDC (200 CV y 1.204 kilos), que rodó en 1'32"0.