Las versiones deportivas del Renault Clio, demostraron a lo largo de los años su excelencia frente a los competidores. Por ejemplo, el radical Clio RS 220 Trophy, de 220 CV, logró un tiempo en el famoso Nürburgring Nordschleife de 8 minutos y 23 segundos, a una velocidad media de 147 km/h. El más rápido del segmento B, y 3 segundos más veloz que el Ford Focus RS, por ejemplo. El récord anterior perteneció al Clio RS, con un tiempo de 8 minutos y 59 segundos.