La segunda generación del modelo tuvo tanta demanda que, tras el lanzamiento de la tercera generación, en 2005, su predecesor siguió en producción, aunque para evitar confusión, se le añadió el apellido Campus al nombre. Como resultado, el Clio II estuvo en la línea de producción durante 14 años.

A lo largo de todo este tiempo, el Renault Clio II vendió nada menos que 5.631.000 unidades, una cifra superior a la del Clio I, con 4.016.013, y también a la del Clio IV, con alrededor de 4,0 millones.