Esta versión del Volkswagen Touareg, sin extras, cuesta 84.780 euros y si sumamos la amplia carga de extras, supera los 100.000. Son cifras propias de las marcas Premium más tradicionales, pero en verdad este coche también es plenamente lujoso y eso, a la postre, hay que pagarlo.