Estéticamente hablando, da la impresión de que los diseñadores han trabajado durante mucho más tiempo en la confección de la carrocería que en la del habitáculo. El exterior del coche presenta una línea atractiva, con elementos comunes en otros Opel, como la forma de ala en la firma luminosa de los pilotos. Es un coche elegante y, a la vez, con un toque deportivo muy 'resultón'.

Por su parte, el interior es mucho más convencional, algo que, curiosamente, favorece la ergonomía, al haber mandos físicos y estar dispuestos de una forma lógica. Como ya comentamos, la habitabilidad es la normal para un utilitario de 4,0 metros de longitud, de tal forma que cuatro adultos de 1,75 metros no tienen problemas de espacio. En cuanto al maletero se refiere, declara 309 litros, con el que el Corsa se sitúa en un puesto intermedio.