El habitáculo del DS 3 CROSSBACK tiene dos puntos muy destacados. Por un lado, una presentación original, con temática de rombos, en la que se emplean materiales de elevada calidad. Por otro, una disposición poco habitual de algunos mandos, como el del arranque y la parada del motor, o los botones de los elevalunas eléctricos, dispuestos en la consola central.

Asimismo, el asidero de las puertas tampoco se encuentra en un lugar 'ortodoxo', pero a estas peculiaridades te acabas acostumbrando rápidamente con el paso de los días. 

En nuestra unidad de pruebas, el tapizado del techo en color negro aumenta la atmósfera deportiva del interior y resta luminosidad. El cliente puede decidir qué le compensa más acudiendo al catálogo de opciones cromáticas.