Echando un vistazo a la ficha técnica de la versión BlueHDi 130 Automático, el coche anuncia 195 km/h de velocidad punta y una aceleración de 0 a 100 en 9,9 segundos. Todo, con un consumo medio de 5,0 litros en ciclo WLTP, que se sitúa en la 'realidad' en el entorno de los 5,5/6,0, como comenté anteriormente. 

Son cifras más que suficientes para largos desplazamientos y, además, vienen acompañadas por una sonoridad mecánica muy atenuada, incluso con el motor en frío, y la ausencia total de vibraciones. 

Como guinda al pastel, la transmisión automática pasa desapercibida durante la conducción, incluso en zona de curvas, y esa es una magnífica señal de que realiza cambios imperceptibles de marchas y siempre deja la mecánica en un régimen de giro óptimo. 

Por cierto, el DS 3 CROSSBACK dispone del control dinámico de la conducción Drive Mode, con los programas Eco, Normal y Sport, con diferencias palpables entre ellos, algo que siempre se agradece para, verdaderamente, tener tres coches en uno.