A finales del año pasado, la firma asiática aprovechó para poner al día el KIA Niro, un todocamino lanzado originalmente en 2016. Esta actualización afecta únicamente a las variantes híbridas (convencional y enchufable), ya que el e-Niro 100% eléctrico es más reciente y, por tanto, sigue totalmente vigente.

Este restyling se caracteriza por una estética modificada, con elementos de nuevo diseño. Es el caso de la parrilla frontal, los faros, las luces de marcha diurna, los paragolpes, el difusor trasero y los pilotos, que además ahora utilizan tecnología LED. También hay un nuevo color de carrocería, azul Horizon (para un total de nueve), y una oferta de llantas de aleación de entre 16 y 18 pulgadas.