El precio a pagar por disfrutar del Prius con tracción total es de 36.290 euros, si se aplican los descuentos que ofrece la marca. De lo contrario, la tarifa de partida asciende hasta los 35.250 euros.

En cualquier caso, el sobreprecio frente a la variante de dos ruedas motrices alcanza los 2.700 euros adicionales.