Para terminar, y tratándose de un híbrido, el vencedor no podía ser otro que un modelo de Toyota, como es el caso de este Toyota Camry Hybrid, que también destaca por lo poco sediento que resulta, siendo el híbrido de segmento E más económico, con una cifra homologada de 4,3 litros cada 100 kilómetros. Esto en una berlina de casi 4,9 metros de largo.

Su sistema de propulsión combina un motor atmosférico de gasolina, de 2,5 litros y cuatro cilindros, con una unidad eléctrica y un cambio automático de engranajes planetarios, para sumar una potencia total de 218 CV. No es un cohete, pero acelera de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y alcanza los 180 km/h.

  • Segmento: E (tamaño grande)
  • Combustible: híbrido de gasolina
  • Vehículo: Toyota Camry Hybrid (218 CV - 2,5 litros + motor eléctrico) 
  • Consumo: 4,3 l/100 km
  • Emisiones CO2: 98 g/km