La tercera generación del Targa apareció en otoño de 1989 y conservaba la barra antivuelco característica del modelo, así como la sección extraíble del techo. Fue también el primer Targa en estrenar la tracción total, con el 911 Carrera 4 Targa (964), si bien el Carrera 2 estuvo disponible un año después. Ambos modelos contaban con un motor atmosférico, con 3,6 litros y arquitectura bóxer de seis cilindros, que desarrollaba 250 CV de potencia.

Datos clave

  • Generación: 964
  • Periodo en producción: 1989-1993
  • Gama de potencias: 250 CV
  • Unidades vendidas: 4.863