Muy similar a la solución anterior, este tirador de tipo mecánico recuerda a los controles de los motores de un avión, y lo podemos encontrar en la segunda generación del Renault Mégane o en la primera entrega del monovolumen Ford S-MAX, antes del restyling.