El más exclusivo y caro de los Lamborghini (que sepamos) es el Veneno Roadster. Uno de los nueve ejemplares fabricados se subastó el pasado mes de septiembre por 7,63 millones de euros, nada menos. Una cifra impresionante, sobre todo, teniendo en cuenta que nuevo costaba unos 4 millones.

Esta bestia de la potencia y la aerodinámica, con un motor 6.5 V12 atmosférico de 750 CV, añadía la posibilidad de viajar con la melena al viento. Ahora la pregunta es, ¿qué creación de Sant'Agata Bolognese será capaz de superar esta cifra del Veneno Roadster? Veremos...