Un paso más cerca del podio nos topamos con el Lamborghini Aventador J, uno de los pocos 'one-off' de la marca de Sant'Agata Bolognese, fabricado por encargo en 2012. Se trata, por tanto, de un modelo completamente único.

Recordado como uno de los modelos más extremos de la casa italiana, este Aventador J carece de parabrisas o techo, pero es apto para circular por carretera. Su motor 6.5 V12 atmosférico ofrece 700 CV, asociado a un sistema de tracción total y a una caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades. ¿Su precio? 2,68 millones de euros, hace ocho años.