Continuamos con Lamborghini modernos, ya que en octava posición se encuentra el espectacular Sesto Elemento del año 2010, el único de la lista que no esconde el mítico motor V12 de la compañía italiana. Se trata de un modelo muy especial, cuyo nombre hace alusión al sexto elemento de la tabla periódica: el carbono.

Bajo la carrocería de este exótico y ligero material, esconde un propulsor 5.2 V10, de 570 CV, y solo se fabricaron 20 ejemplares de esta bestia, apta exclusivamente para circuito. Ahora bien, a pesar de no poderse utilizar en carretera abierta, su precio original, hace una década, era de 2,19 millones de euros, impuestos incluidos.