Para la novena posición de este curioso ranking damos un salto de época para llegar a 2010, año de producción del Lamborghini Reventón Roadster. Un superdeportivo que marcó el fin de la era del Murciélago y supuso el pistoletazo de salida para la siguiente generación del modelo V12 de la casa, el Lamborghini Aventador.

El año pasado, uno de los 16 ejemplares fabricados del Reventón descapotable se vendió en subasta por nada menos que 1,85 millones de euros. Recordemos que esconde un motor V12 atmosférico, de 6,5 litros y 650 CV, con el que es capaz de alcanzar una velocidad máxima superior a los 340 km/h.