Arrancamos nuestro recorrido con un clásico entre los clásicos, un coche legendario que abrió el camino de las 'naves espaciales' de Sant'Agata Bolognese, con un diseño de cuña, típico de la época, que sin duda resultó espectacular por entonces.

El más caro que se ha vendido en subasta es uno de los primeros que fabricó la marca (el sexto, concretamente), es decir, un Countach LP400 que, cuarenta años después de salir de la factoría de la marca, ha cambiado de manos por el equivalente a 1,72 millones de euros. Un precio muy respetable para este coupé diseñado por Bertone, que esconde además un motor 3.9 V12, atmosférico, de unos 375 CV.