El único descapotable de la historia de SEAT, y uno de los primeros coches de nicho de la compañía española, fue el SEAT 850 Sport Spider, lanzado en 1969. Se trataba de una versión cabrio del SEAT 850, diseñada por Giorgetto Giugiaro, que por entonces trabajaba para Bertone. Pequeño y ligero, de apenas 730 kilogramos de peso, contaba con un motor de 903 cm3 y 52 CV de potencia. Además, anunciaba una velocidad máxima de 150 km/h.

Datos clave

  • Periodo en producción: 1969-1972
  • Tipo de vehículo: cabrio
  • Longitud: 3,65 metros
  • Potencia: 52 CV