En la década de 1950 se estrenaron, por ejemplo, la dirección asistida (300 berlina de 1958) o el selector del cambio montado en la columna de dirección (al estilo americano). Esta última solución, que se siguió utilizando hasta los años 70, se debía principalmente a que, en la época, los asientos delanteros eran una banqueta corrida. El selector en la columna de dirección volvió en 2005 a Mercedes-Benz, como una forma de despejar la consola central.