El primer volante con airbag de la marca apareció en 1981, con la segunda generación del Clase S (W126), lo que obligó a importantes cambios en su diseño y aspecto. El Clase S de la imagen, de tercera generación, fue producido entre 1991 y 1998, y al segundo año, en 1992, el airbag ya era equipamiento de serie en todos los turismos de Mercedes-Benz. El airbag de pasajero llegó ya en 1994, así que este ejemplar es, como poco, de ese año.