Entre los vehículos de cuatro ruedas, los que han tenido una peor actuación en la prueba del alce lograron despacharla a 54 km/h, y son tres modelos diferentes. Hablamos del Ford Ranger del año 2007 y del Mazda BT-50, dos pick-up que compartían plataforma, y también del Citroén C4 Picasso, también de 2007, aunque este último hizo la prueba sobre mojado, así que quizá se le pueda perdonar.