Acabamos con un prototipo que fue uno de los últimos en crearse para llegar al modelo de producción definitivo. Es del año 2014 y el deportivo de calle luce tal cual, aunque con un diseño algo menos extremo. 

Claro, es el flamante Toyota Supra, desarrollado en conjunto con BMW, que en España solo se vende con un motor turbo de gasolina, de 3,0 litros y seis cilindros en línea, que entrega 340 CV, si bien, en otros mercados, también se ofrece con una mecánica de cuatro cilindros y 258 CV.