Como comentábamos antes, a este prototipo le hemos quitado el nombre porque la denominación se mantuvo en el coche de calle, un SUV superventas que está a punto de estrenar su tercera generación.

Este concept apareció en el año 2004, carecía de pilar B y las puertas traseras se abrían en el sentido opuesto, como una limusina de Rolls-Royce. Ya habrás adivinado que el Qashqai se basó en este vehículo para triunfar en el mercado.