En 2009, conocimos este prototipo de SUV que, tanto por la fisonomía como por el diseño general, llegó al mercado con muy pocos cambios. 

Una pista es que fue el antecesor del actual Tucson y, aunque no tuvo tanto éxito como el KIA Sportage de aquella época, sí era un todocamino con una buena relación entre calidad y precio. Hacemos referencia al Hyundai ix35.