Este es otro Maserati Quattroporte en formato familiar, encargado por un cliente que se quedó con las ganas de adquirir uno de los tres Bellagio Fastback. Así pues, pidió al artesano Adam Redding que fabricara este 'Cinqueporte', tomando como base un Quattroporte, aunque de la generación más reciente. 

Tras más de 1.500 horas de trabajo, este es el resultado, aunque no esconde un motor demasiado interesante, ya que se trata del 3.0 V6 turbodiésel de la casa italiana, con 275 CV de potencia.