¿Por qué es relevante? Marcó tendencia para el nuevo milenio

Los buque insignia de Lamborghini habitualmente marcan tendencia en su década. En los años 70 fue el Miura, en los 80 el Countach y en los 90 el Diablo. Cuando apareció el Murciélago, dejó atrás el ya anticuado diseño del Diablo, con líneas limpias y sin recargados detalles. No ha envejecido demasiado bien, sobre todo frente al actual creador de tendencias, el Aventador, pero el Murciélago introdujo un diseño rompedor para arrancar el nuevo milenio.