¿Por qué es relevante? El Lamborghini más digno de un póster

Si el Countach representa a los superdeportivos de los años 70, el Diablo es el ejemplo perfecto del diseño de automóviles a finales de los 80 y principios de los 90. Con su casi imposible forma de cuña, el Diablo fue el buque insignia de la casa entre 1990 y 2001, aunque los más deseados son los primeros, con faros escamoteables. En cualquier caso, el Diablo es el último Lamborghini antes de la era Volkswagen, para lo bueno y para lo malo.