En el plano puramente 4x4, el Mitsubishi L200 cuenta con el sistema de tracción total Tracción Super Select 4WD (SS4-II), con reductora y diferencial central, que permite seleccionar entre cuatro modos, desde una ruleta en la consola central: 2H, 4H, 4HLc y 4LLc. La ventaja de este sistema, frente al que emplean las versiones M-Pro, es que se puede accionar la tracción total sobre firme seco y en buen estado, si así se desea.

Del mismo modo, el L200 cuenta con un control de descenso de pendientes HDC y un control dinámico de la conducción todoterreno, denominado Off Road Mode, que permite escoger entre los siguientes modos: Gravel, Mud/Snow, Sand y Rock

Respecto a las cualidades todoterreno, anuncia un ángulo de entrada de 30 grados, uno de salida de 22 y un ángulo ventral de 24 grados. La altura libre al suelo está cifrada en 20,5 centímetros y la capacidad de vadeo, en 50.