Empezamos por el BMW Z4. Puede que no sea precisamente un descapotable barato, pero como ya hemos comentado en la introducción, hoy en día tampoco es que haya demasiadas opciones asequibles. En este caso, el Z4 parte en España de 49.300 euros, en versión sDrive20i, con un motor 2.0 turboalimentado de gasolina, con 197 CV y 320 Nm, asociado a una caja de cambios automática, con convertidor de par y ocho velocidades. 

Además, con 4,32 metros de largo y un peso de 1,5 toneladas, el Z4 ya no es ni tan pequeño ni tan liviano como antes. Por hacernos una idea, un Mazda MX-5 con techo de lona (el del Z4 es de accionamiento eléctrico) es unos 30 centímetros más corto, pero, también equipado con un motor de 2,0 litros, pesa apenas 1,1 toneladas.